El sobreviviente de las amazonas – Carlos Arteaga

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Bookmark this on Yahoo Bookmark

Un hombre que bajo la inmensa soledad pedía al Señor que le preservara la vida, que no lo abandonara. Fue tan grande el poder divino, que aquel lugar cobijo, ni huesos rotos de brazos, piernas y cráneo, ni la fiebre que carbonizaba su cuerpo, ni la gran cantidad de gusanos que comían su cara, ni la plaga, ni el hambre que al paso de los días desgastaba su alma, ni la sed, ni la sangre que ahí se derramo, pudo acabar con la vida del hermano Carlos Arteaga.

El 12de Octubre de 1999, una avioneta salió desde Puerto Ayacucho, estado de Amazonas, Venezuela, con destino a San Juan de Manapiare.

Eran las 7 de la mañana, cuando la avioneta despegaba con ocho personas a bordo, lo que nadie imaginó fue que nunca llegaría a su destino; a las 7:45 el motor se apagó y la avioneta se precipitó a tierra cayendo en la espesa selva del Amazonas, matando a cinco de sus ocupantes.

Uno de los sobrevivientes el hermano Carlos Arteaga, fue preservado por el Dios Creador del Universo; por 11 días, con una pierna destrozada, un brazo partido y parte de la cabeza destruida, sin sangre.

Carlos Arteaga relata su testimonio: frío, hambre, serpientes venenosas, anacondas, fieras al acecho, muertos rodeándolo, gusanos que se lo estaban comiendo y no pudieron acabar con su vida, porque Dios intervino directamente.

About admin